Publicidad inteligente

12 noviembre 2010

Nuestro corresponsal de facto en México, Santi Mexiñol, nos envía en esta ocasión lo siguiente:

“En México muchas imprentas han encontrado como negocio el imprimir “guias comerciales” donde ponen un montón de anuncios de diferentes comercios de la zona cobrando por ello, luego estas “revistas” las reparten gratis por las casas de la zona.”

Lo primero que llama la atención de la “publicidad inteligente de México” es su logotipo, que me quiere recordar no sé qué. Lo siguiente, por tamaño y color, ese Paquetaso (un buen paquete siempre salta a la vista XD). Después viene todo lo demás, así, en plan bufet libre:

  • Spagetti y sapeguetti
  • contacots
  • explusivo (¿?)
  • cordon blue
  • etc., etc…

embasado

9 noviembre 2010

Algunas pifias provocan hilaridad. Otras producen una sensación similar a la de una bota con puntera reforzada impactando contra la entrepierna. Ésta es una de las segundas.


Visto aquí, chivado por mimuhé.


Fragrancias

14 octubre 2010

Mixtli me envía esta pifia vista en el Centro Comercial Isla Azul (Madrid):

¿Hubiera quedado mejor “odores”? XD

¡Gracias, Mixtli!

EDITO (AL MINUTO DE PUBLICARLO)

Fragrancia” está recogido en el diccionario de la RAE, aunque se considera “en desuso”, es decir, que puede documentarse su existencia entre los años 1500 y 1900. De modo que:

– Mixtli: lo siento, pero pierdes 5 gazapuntos 🙂

– Señores de la RAE: el término vuelve a estar vigente, al menos en ciertas perfumerías madrileñas. Por favor, actualicen el diccionario.


¡Se necesita urgentemente!

7 octubre 2010

Gracias a mimuhé me he encontrado con una maravillosa oferta de empleo en infojobs.net:

 

clic para ampliar

 

En PyG valoramos que, en estos tiempos de crisis, las empresas hagan un esfuerzo y contraten nuevos empleados, aunque sea para tres meses. Viendo la redacción del anuncio comprendemos que necesiten urgentemente un redactor. Al menos uno que sepa manejar con fluidez las mayúsculas y los paréntesis, que sepa diferenciar entre “valido” y “válido” (y ya que nos ponemos, también “balido“, por si acaso) y que controle la be, la uve y los acentos de palabras complicadas como “través“.

De todas formas, permítannos sugerirles que, si lo que desean es un redactor, tal vez les convendría buscar un periodista licenciado en lugar de un maestro. Puede que un maestro especializado en audición y lenguaje (signifique eso lo que signifique. A mí, personalmente, me suena más a logopeda que a profesor de lengua) escriba correctamente, pero un verdadero periodista se supone que sabe qué hay que escribir: organización de datos, síntesis, estilo…

Y por supuesto recordarles que, si lo que buscan es un redactor, no es necesario que tenga dotes de “redactor/a”. Supongo que los integristas de lo políticamente correcto se lo agradecerán, pero no hace falta ponerlo. En serio/a.


La mala educación

27 septiembre 2010

He decidido poner como título “La mala educación” en lugar de “Educación de mierda” porque es más fino, aunque lo otro sería más exacto.

Como bien saben todos los padres, septiembre es un mes muy alegre y dicharachero porque los críos empiezan el colegio y eso supone un desembolso importante. Sin contar ropa, cuadernos, lapiceros, etc., varios cientos de lereles se van únicamente con los libros de texto. Libros de texto que no sólo no pertenecen al colegio y los alumnos reciben como préstamo (algo que ocurre en muchos países), sino que ni siquiera pueden pasar del hermano mayor al pequeño (como se hacía antes) porque las editoriales realizan pequeños cambios todos los años, obligándonos a comprarlos de nuevo.

Lo menos que podemos exigir es que dichos libros de texto tengan un mínimo de calidad, ya que se supone que son la base de la formación de los que nos van a pagar la pensión nuestros hijos. Lejos queda ya la época en que en un examen de matemáticas te bajaban la nota si tenías faltas de ortografía, lo que obligaba a los alumnos a tener algo de cuidado con lo que se escribía. Pero que los propios libros de texto estén plagados de errores creo que es demasiado.


Vale, supongo que en un libro para críos de tres años cosas como “sobretodo” en lugar de “sobre todo”, que me separen el sujeto del predicado con una coma o que haya frases simplemente sin sentido, entre otras cosas, no va a influir directa y definitivamente en las mentes de los enanos, pero sí me dice mucho de las editoriales y del cuidado que ponen en sus productos.

Para un alumno el libro de texto es en cierta medida como los diccionarios: si hay algún error en ellos, ¿cómo lo sabrá?


Escabar: ¿pifia doble?

24 septiembre 2010

SrtaTrixie me envía esta imagen tomada en Villa de Arico, en el Sur de Tenerife:


El instinto le dice a uno que debería ser excavar, pero un vistazo al diccionario de la RAE me dice que escavar, que ni siquiera sabía que existía, también sería correcto, aunque en este contexto me parece más apropiado utilizar la primera.

De todos modos es una burrada muy importante para tratarse de un cartel oficial, incluso sin tener en cuenta otra más común en este tipo de señalización que es omitir las tildes (como en Área) ya que, y cito textualmente, “El empleo de la mayúscula no exime de poner la tilde cuando así lo exijan las reglas de acentuación” (RAE dixit).


…dos veces con la misma piedra

20 agosto 2010

Mostrar una pifia los martes ya es malo… ¡pero mostrar otra los miércoles ya es de reincidentes!

Además, el desprecio que se le hace a la “í” de miércoles y de granízate se puede considerar agravante por ensañamiento…