La importancia de las comas

La coma es un signo de puntuación ciertamente problemático; parece que nadie esté nunca contento con ella. Algunos la evitan por todos los medios y terminan con frases interminables que nadie puede leer de una sentada porque pierden el aliento y se quedan sin aire a mitad de las mismas. Otros, por el contrario, abusan, unos más y otros menos, creando frases incomprensibles, producto de juntar varias, y mareando, mucho, mucho, mucho, al personal.

Sin embargo este post no trata de cuándo hay que utilizar comas (para mí es algo muy subjetivo, aunque existan ciertas normas básicas al respecto), sino de dónde se deben poner y dónde no. Tomemos como ejemplo esta noticia aparecida en 20minutos hoy:

coma, coma

coma, coma

Según se desprende del titular, el próximo día 28 nos darán las claves del apagón mundial. Sin embargo, al leer la noticia, resulta que el apagón será el día 28, y es la propia noticia la que nos cuenta las claves.

El problema está en esa coma que se han sacado de la manga y que, en esta frase, equivale a leer en su lugar “serán explicadas”. Quitando la coma la frase consigue el sentido que se le quería dar, aunque creo que el evento tiene importancia suficiente como para poder poner “el apagón mundial del día 28”, ya que tampoco se hace “un apagón mundial” tan a menudo…

Si quieres más información sobre “La hora del Planeta”, la tienes aquí.

Anuncios

3 Responses to La importancia de las comas

  1. adelita137 dice:

    Qué bueno. Estos de ortografía abundan por ahí, y a veces son difíciles de detectar. A mí me gusta encontrarlos, porque fui profesora de español y literatura y entonces me hago la sabihonda (¿con o sin h, jeje?) cuando los encuentro. Te sigo, tú lo sabes.
    Un saludo,
    ADE

  2. marqus dice:

    Me gustó mucho lo que dice sobre los signos de puntuación Victor Klemperer en uno de sus libros:

    “En los individuos y en ciertos grupos se puede observar a veces cierta preferencia característica por este o aquel signo de puntuación. Los eruditos gustan del punto y coma; sus exigencias lógicas piden un signo de separación más decidido que la coma, pero no tan limitador como el punto.”

    Lo de equivale a leer en su lugar “serán explicadas” me ha recordado al “son tres con cinco vs. tres con cincuenta”. Mantengo una lucha con los que me rodean. Cuando trabajaba de cara al público (en realidad, cuando trabajaba) usaba el tres con cinco cuando eran cinco céntimos y el tres con cincuenta cuando se trataba de cincuenta céntimos. La mayoría de la gente con el tres con cinco me preguntaba si con cinco céntimos o con cincuenta, o directamente me daba los cincuenta. Yo lo consulté una vez con los compañeros y casi todos pensaban que debería decir con cinco y con cero cinco para pedir cincuenta y cinco céntimos, respectivamente.

    Excelente blog. Un saludo.

  3. khaspah dice:

    @marqus: Con citas del calibre de la de Klemperer (a quien no conocía, pero de quien me acabo de leer la biografía) le has dado a este humilde blog una pátina de respetabilidad que ni siquiera aspiraba a tener. ¡Muchas gracias!

    Efectivamente, tres con cinco son 3,05 y tres con cincuenta son 3,50. Mantén tu lucha porque tienes razón. Decir tres con cero cinco es como decir tres con cero diez para diferenciar los 3,10 de los 4,00 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: